Los diplomas de español DELE son títulos oficiales acreditativos del grado de competencia y dominio del idioma español, que otorga el Instituto Cervantes en nombre del Ministerio de Educación y Formación Profesional de España.

El Instituto Cervantes tiene encomendada la dirección académica, administrativa y económica de los diplomas DELE.

Los diplomas DELE están reconocidos internacionalmente, y gozan de un gran prestigio, no solo entre instituciones y autoridades educativas públicas y privadas sino también en el mundo empresarial y entre cámaras de comercio. Son una garantía oficial en la evaluación y certificación de la competencia lingüísticas en español.

En muchos países, los DELE han sido adoptados por autoridades educativas y centros de enseñanza reglada como complemento a sus propios programas de evaluación. Son idóneos para facilitar la promoción laboral y el acceso a la educación tanto en España como en el resto de países donde se realizan las pruebas.

Las tareas de cada prueba están contextualizadas en los ámbitos personal, público, educativo y profesional, y su objetivo es certificar el grado de competencia lingüística general en español.

Los exámenes DELE incluyen en las pruebas de comprensión a partir de nivel B1 las principales variantes del español y se consideran válidas las distintas variables del español también en las pruebas de expresión de los candidatos.